miércoles, 20 de julio de 2011

La mujer en el Tahuantinsuyo

Killa

Si el dios Inti o Sol era la figura masculina del incario, la mujer estaba representada por la Mama Killa o Luna. En el Tahuantinsuyo, tanto el varón como la mujer fueron complementos el uno del otro. Otros cultos a las divinidades femeninas fueron a la Pachamama (tierra), la Mama Cocha (mar), la Mama Sara (maíz), la Mama Acxo (papa), entre otros. 

Tutankunapi chayamun Mama killa,
quyllurkunawan qununakunampaq
paymi takin girrirucunapa willakuyninta
kuska warminkunawan tawantinsuyuta ruraqku
achikiayta unanchasqa Inti rikurimun
mama killa warminta punuchiq kaq
kuyaqta, payrayku aqchiq

“Por las noches llega la Luna,
a juntarse con las estrellas
ella les canta las historias de los valientes guerreros
que junto a sus esposas construyeron los cuatro suyos.
Al amanecer el poderoso Inti aparece,
deja dormir a su esposa la Luna
a quien quiere, por quien brilla”.

Aunque tradicionalmente los documentos y crónicas contienen muy poca información sobre el rol de la mujer durante el incanato, y se pensó que su labor estuvo relegada tan solo a las labores domésticas, diversas investigaciones han demostrado que la mujer en el Tahuantinsuyo tuvo un rol trascendental en la sociedad andina antes de la llegada de los españoles.

La coya
Fueron las coyas, las esposas principales y hermanas del Inca. Se sabe por distintas investigaciones que las coyas tuvieron una participación fundamental a la hora de manejar temas importantes del gobierno inca. Motivo por el cual, las mujeres curacas (o jefas de pueblo) y las acllas (mujeres elegidas para ser rendir culto al sol), rendían los honores a la gran esposa del Inca, considerada hija de la Luna.

Durante la fiesta de la Coya Raymi (Fiesta de la Reina), celebrada antiguamente en el Tahuantinsuyo durante los meses de agosto y setiembre, se rendía honor a la Luna o Mama Killa, y donde la Coya se convertía en sacerdotisa principal.

En este celebración, que respondía a un ritual donde se purificada la tierra y en donde se “expulsaba” los males subterráneos se preparaba así a la pachamama para el inicio de las labores agrícolas.

Aswan sumaq machu warmi
 killapa warmi churin,inkapa warmin
raymiman lluksimun kusikuq
allpata chayachimun rurunkunamanta
unquykunata manchachiq kallpanwan.


 “La mujer más valiente y hermosa,
hija de la luna y esposa del Inca
sale a celebrar su fiesta,
prepara a la tierra para de sus frutos
y espanta los males con su fuerza”. 


Las escogidas

Las acllas fueron mujeres escogidas entre los 8 y 10 años de edad que venían de todas partes del Tahuantinsuyo, separadas de sus familias y que eran puestas al servicio del Estado o de las labores religiosas en el “aclla huasi” o “casa de las escogidas”, en donde eran cuidadas por las mamaconas. Aquí las acllas aprendían distintas labores desde la preparación de la chicha de jora o maíz para las ceremonias, las comidas ceremoniales, la elaboración de tejidos muy finos, entre otros. Las acllas podían dividirse en distintas categorías según sus orígenes:

Las Yurac Acllas (consideradas las esposas del Sol, procedían de la nobleza  inca), las Huayrur Acllas (muchachas hermosas entre las cuales el Inca escogía a su esposa secundaria), las Paco Acllas (eran las escogidas para ser esposas de los curacas o jefes guerreros),  las Yanac Acllas (que cumplían funciones de servicio) y las Taqui Acllas (escogidas por su talento con el canto y quienes alegraban las fiestas de la realeza que vivía en el Cusco).

La auca warmi

A diferencia de las mujeres que provenían de la nobleza, las auca warmis lo hacían de las clases populares, participando directamente de las labores agrícolas (principal actividad incaica), donde según la tradición andina, solo las mujeres podían manipular las semillas y arrojarlas a las fosas que eran abiertas antes por los hombres.
Estas mujeres además, estaban a cargo del cuidado de los hijos y de las labores propias del hogar.

Warminataq killapa wawanmi
inkapa warmin
sumaq sipas
raymipa takin
warmi allpapi tarpuq
 hinaspa apamun intipa churinkunata pachamamapi tiyaq.

“Y la mujer es hija de la luna,
esposa del inca,.
hermosa doncella,
canto de fiesta,
mujer que siembre la tierra,
y trae a los hijos que pueblan la tierra del sol”.

Por Patricia Reyes Ávila

Traducción de poema “Mama Killa” - Fredy Ortiz Carrasco, vocalista del Grupo “Uchpa”
Publicado en la Agenda Escolar “Aguiluchos”, marzo 2011.
Imágenes: The Incas by Tim Wood , Printing in Belgium – 1996

1 comentario:

Anónimo dijo...

entendible e interesante